Conserje recepción

¿Por qué debo tener un conserje en la comunidad?

Toda comunidad de vecinos requiere de diferentes profesionales para tener un perfecto funcionamiento. Lo importante es que los vecinos tengan la mejor convivencia posible en sus hogares y zonas comunes. El profesional, encargado del buen funcionamiento de la comunidad es el conserje. La figura del conserje en la comunidad aporta varios beneficios para sus inquilinos.

Tareas de un conserje en la comunidad

Son muchas las comunidades que necesitan un conserje para las siguientes labores:

• Vigilancia de accesos: a pesar de no ser un vigilante de seguridad, sí puede supervisar las puertas de acceso de toda la comunidad. Lo importante es comprobar que no entre personas extrañas al edificio. 

• Limpieza: es importante una buena limpieza de las zonas comunes de la comunidad. Al fin y al cabo, lo importante es lograr una buena convivencia entre los vecinos.

• Mantenimiento: revisar el funcionamiento adecuado de las instalaciones, así como un uso correcto. Mantener la finca en el mejor estado posible es una de las labores más importantes del conserje. 

• Recogida de basuras: sacar los cubos de basura a la calle para su correspondiente retirada por los servicios de limpieza. 

• Guardia de llaves: un conserje siempre tiene en su poder una copia de los accesos y cuartos de la comunidad. Esto es importante, ya que un buen cuidado de estas llaves solucionará futuras emergencias. 

• Gestión de tareas: un conserje se encarga de las relaciones con otros profesionales y empresas de suministros. El conserje se encargará de supervisar todos los trabajos que se realicen en la finca. 

• Retirada de correo y paquetes: normalmente los conserjes se encargan de recoger todas las cartas y paquetes que se envíen a la finca. Será el responsable de un correcto reparto de la correspondencia. 

• Labores de jardinería: tener unas pequeñas nociones de jardinería será clave para el mantenimiento de la comunidad de vecinos. 

Ventajas de tener un conserje en la comunidad de vecinos

La Comunidad de vecinos asume una gran responsabilidad al contratar a un conserje. Cada vez es más habitual contratar a una empresa especializada para servicios comunitarios. Estos se encargan de tareas específicas que deben hacerse de forma periódica. Este tipo de empresas ayudan a encontrar a un conserje para tu comunidad, adaptándose a las necesidades de los residentes. Tener un conserje es una de las mejores inversiones que puede tomar una junta de propietarios. Este profesional actuará ante cualquier problema, emergencia o anomalía, informando para que se tomen las medidas pertinentes. 

Un conserje tiene que tener una serie de cualidades. Por eso, su contratación tiene que hacerse con mucho cuidado. Tiene que contar con conocimientos básicos de fontanería, electricidad y jardinera. Pero sobretodo, tiene que ser cercano con los vecinos y mantener buena relación. 

Podemos resumir las ventajas de tener un conserje en la comunidad en:

• Ahorro de dinero: un buen mantenimiento de la comunidad, evita posibles reparaciones muy costosas a largo plazo. 

• Si se detecta una avería rápidamente evitamos conflictos entre vecinos.

• Ayuda al presidente: el conserje informará de problemas que hay que solucionar. Pero en ocasiones podrá solucionarlos el mismo sin tener que preocupar a la comunidad. 

• Limpieza de basuras: la retirada y limpieza de basuras es una labor diaria que la mayoría de la finca agradecerá. 

• Mostrar pisos vacíos: muchos propietarios de viviendas vacías optan por que sea el conserje el que muestre su inmueble desocupado.

Todas estas son las cualidades y labores que debe de llevar acabo un conserje en la comunidad. Lo importante es que tenga una capacidad para la resolución de problemas con rapidez y eficacia. A pesar de todas estas labores, tiene que primar la proactividad. En especial ser capaz de perseverar la armonía entre los vecinos.

Ir arriba