pulido de suelos

Pulido de suelos y terrazo: ¡alarga la vida útil de las superficies!

Cada vez son más las personas que comprenden la importancia del pulido de suelos para el buen mantenimiento de una casa o local. ¿La razón? Si se realiza correctamente y con cierta periodicidad, el pulido de suelos puede ayudar a prolongar significativamente su vida útil. De esta forma, a largo plazo, también supone un ahorro, puesto que no será necesario retirar la superficie deteriorada pasados unos años, sino que mantendrá su impecable aspecto.

Tabla de contenidos

El correcto pulido de suelos y terrazo

Hay que tener en cuenta que pulir los suelos con regularidad ayuda a protegerlos de los daños causados por la suciedad, el polvo y otros desgastes que pueden producirse con el tiempo. También ayuda a dar a los suelos un aspecto fresco y limpio.

Ahora bien, para un resultado óptimo, es indispensable utilizar el equipo adecuado. Utilizar un pulidor o una combinación de pulidor y otros elementos puede ayudar a dar a los suelos un acabado de aspecto profesional y garantizar que duren el mayor tiempo posible. Además, emplear productos de limpieza de buena calidad permitirá conservar por más tiempo ese resultado.

Por otra parte, también hay que dedicar tiempo y esfuerzo a preparar bien la superficie antes de pulirla. Esto incluye tareas como la retirada de muebles o el uso de un limpiador específico para suelos. Una vez limpio el suelo, se puede pulir con un producto adecuado.

¿Y la frecuencia del mantenimiento? Dependiendo de la cantidad de tráfico que reciba el suelo, debe pulirse al menos una vez cada varios meses. Hacerlo ayudará a mantener el buen aspecto del suelo y garantizará su vida útil. Mediante un pulido el suelo adecuado y regular es posible disfrutar de un suelo bonito y duradero durante mucho tiempo.

La importancia de recurrir a expertos

El pulido de suelos y terrazo es un proceso fundamental para alargar la vida de las superficies y mantener su apariencia óptima. Tanto el suelo de terrazo como el mármol y el hormigón requieren de un proceso de pulido específico para eliminar imperfecciones, arañazos y daños causados por el uso diario. Este proceso implica el uso de productos químicos especiales para limpiar y pulir la superficie, así como para cristalizarla y protegerla de futuros daños.

Recurrir a expertos en este tipo de trabajo es importante para garantizar que el pulido se realice de manera adecuada y no se dañe el suelo o pavimento. Los profesionales cuentan con los conocimientos y las herramientas necesarias para identificar y tratar cualquier imperfección en el suelo, y pueden aplicar el tipo de pulido que mejor se adapte a cada tipo de superficie. Además, también pueden aplicar un protector que selle los poros del suelo y evite que se dañe con manchas y derrames. 

La cantidad de tiempo que se dedique al pulido dependerá, entre otros factores, del tipo de material. Por ello, es importante que la persona dedicada a esta tarea conozca bien los diferentes materiales y la forma correcta de manipular cada uno de ellos. De lo contrario, el proceso podría resultar más perjudicial que ventajoso para la superficie en cuestión. De ahí la importancia de recurrir a profesionales del sector, capaces de desarrollar con eficiencia dicha tarea. En Grupo Seros contamos con el sistema más rápido, más limpio y con resultados óptimos de calidad, garantizando así el mejor acabado de suelos en Burgos.

Ir arriba